Make your own free website on Tripod.com

IGLESIA METODISTA

EL MESIAS

EL AÑO DE LA PROSPERIDAD

 

 

"Y sembró  Isaac... y cosecho aquel año ciento por uno; y le bendijo Jehová" (Génesis 26:12)

 

Tiempos difíciles había vivido Isaac. La Biblia describe que una hambruna azoto la tierra: "... hubo hambre n la tierra" (Génesis 26:1). Con gran expectación y esperanza Isaac sembró en varias ocasiones, pero las lluvias no llegaron. La tierra estaba seca y las provisiones en los graneros fueron quedando vacías. Los pastizales para sus ganados se agotaron a causa de la sequía, su prospera y fecunda Hacienda fue de mas a menos. Y cuando se disponía a buscar ayuda cambiando de residencia a Egipto, Dios se manifestó y le ordeno diciendo: "No desciendas a Egipto; habita en la tierra que yo té dire" (Genesis 26:2).

 

Isaac quedo en la tierra en donde Dios le indico, tierra seca y árida por la falta de lluvia y corriendo el riesgo de sufrir perdida en sus bienes y hasta en su vida. Pero en obediencia persistió en medio de tales condiciones totalmente adversas. No desmayó, sino hizo todo lo que podía hacerse dadas las circunstancias. Lo demás lo dejo en las manos de Dios, confiando en sus promesas (Génesis 26:3-6). Así, sin mas recursos que su fe, Isaac sembró por enésima vez y aquel año obtuvo la mejor de las cosechas, "ciento por uno". "Aquel año" de su abundancia fue el principio de una nueva etapa en su vida:"Se enriqueció y fue prosperado y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso" (Génesis 26:13). Supero con creces a sus vecinos y amigos.

 

Como a Isaac, Dios quiere bendecir su vida este año, balo las circunstancias prevalecientes de incertidumbre, crisis, inseguridad y la inestabilidad económica. Tiempos difíciles y peligrosos donde los valores a causa de la corrupción en el corazón del hombre mismo.

 

Ante tales situaciones de "sequía" ¿Esta dispuesto a obedecer y a confiar en el Señor? ¿Buscara la ayuda de Dios o correrá en busca del auxilio del Hombre? ¿Obedecerá con la seguridad de que Dios dará cumplimiento a sus promesas de protección y provisión? Como Isaac, le llamo a que siembre por enésima vez, confié en Dios y haga su voluntad sin cuestionamiento alguno "y cosechara en este tiempo ciento por uno y Dios le Bendecirá"

 

Pbro. Ricardo García Sánchez

Culto de Fin de Año

31 de diciembre de 2001

 



Página Principal




COMENTARIOS
COMENTARIOS