Make your own free website on Tripod.com

IGLESIA METODISTA

EL MESIAS

 


 “POR QUÉ CARECEMOS DE ENTENDIMIENTO”

 

Les ordenó que a nadie contaran lo que habían visto, excepto cuando el Hijo del Hombre se levantara de los muertos     (Marcos 9:9).

                                                                                

Lo mismo que se mandó a los discípulos guardar silencio, tampoco tú deberías decir nada hasta que el Hijo del hombre haya resucitado en ti, hasta que la vida de Cristo glorificado te domine de tal forma que comprendas realmente lo que Él enseñó cuando estaba en la tierra. Cuando crezcas y desarrolles la condición adecuada en tu interior, las palabras que Jesús habló se te harán tan claras que te asombrarás de no haberlas comprendido antes. De hecho, no  las comprendiste antes por que no habías desarrollado aún la condición espiritual adecuada para hacerles frente.

El Señor no nos oculta estas cosas;  la razón es que no estamos preparados para recibirlas hasta hallarnos en una condición correcta en nuestra vida espiritual.

Jesús dijo:  << Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis  sobrellevar>> (Jn. 6:12). Antes de que podamos asimilar la grandeza de Su revelación hemos de hacernos uno con Él en Su resurrección. ¿Sabemos algo al respecto a la vida del Jesús resucitado y de cómo  ella mora en nosotros? La evidencia de que sea así está en que Su Palabra se nos vuelve comprensible. Dios no nos puede revelar nada si no tenemos Su Espíritu, porque nuestras propias opiniones impedirán de una manera terca e inflexible que Dios nos revele nada. Pero nuestra inflexibilidad terminará en el instante en que Su resurrección actúe en nosotros.

                <<... que a nadie contaran...>> Pero, y pese a la prohibición, muchos son los que cuentan lo que vieron en el Monte de la Transfiguración: su propia experiencia en la cumbre. Vieron y testifican acerca de ello, pero no hay relación entre lo que vieron y cómo viven. Sus vidas no concuerdan con la visión, porque el Hijo del Hombre no ha resucitado aún en ellos. ¿Cuánto tiempo ha de transcurrir aún antes de que la vida del Cristo resucitado se evidencie en tu vida y en la mía?.

 

Tomado del Libro:“En Pos de lo Supremo”

Autor: Oswald Chambers

 

 

Pagina Principal




COMENTARIOS
COMENTARIOS