Make your own free website on Tripod.com

IGLESIA METODISTA

EL MESIAS

 

“UNA BELLA PROMESA”

 

“Callen ante mí, países del mar.

Naciones, ármense de todo su valor.

Vengan, para que hablemos de este asunto;

vamos a reunirnos para discutirlo

 

¿Quién fue el que hizo aparecer en el oriente

a ese rey que siempre sale victorioso?

¿Quién le entrega las naciones

y hace que los reyes se le humillen,

para que con su espada y su arco

los triture y los disperse como a paja?

 

¿Quién hace que los persiga y que avance tranquilo

como si no tocara el camino con los pies?

 

¿Quién ha realizado esta obra?

¿Quién, desde el principio,

ha ordenado el curso de la historia?

 

Yo, el Señor, el único Dios,

el primero y el último.

 

Los países del mar lo vieron

y se llenaron de miedo;

la tierra tembló de un extremo a otro.

Ya se acercan, ya vienen.”

Cada artesano ayuda

y anima a su compañero.

 

El escultor anima al joyero;

que martilla anima al que golpea el yunque,

y dice si la soldadura es buena,

y luego asegura la estatua con clavos

para que no se tambalee.

“Escucha, Israel, pueblo de Jacob,

mi siervo, a quien yo he elegido,

pueblo descendiente de mi amigo Abraham:

Yo te saqué del extremo de la tierra,

te llamé desde el rincón más alejado

y te dije: ‘Tú eres mi siervo.’

Yo te elegí y no te he rechazado.

 

No tengas miedo, pues yo estoy contigo;

no temas, pues yo soy tu Dios.

Yo te doy fuerzas, yo te ayudo,

yo te sostengo con mi mano victoriosa.

 

Todos los que te odian

quedarán avergonzados y humillados;

los que luchan contra ti

quedarán completamente exterminados.

 

Buscarás a tus enemigos

y no los encontrarás;

los que te hacen la guerra

serán como si no existieran.

 

Porque yo, el Señor tu Dios,

te he tomado de la mano;

yo te he dicho: ‘No tengas miedo, yo te ayudo.’ ”

El Señor afirma:

“Israel, pueblo de Jacob,

por pequeño y débil que seas,

no tengas miedo; yo te ayudo.

 

Yo, el Dios Santo de Israel, soy tu redentor.

Haré de ti un instrumento de trillar,

nuevo y con buenos dientes;

trillarás los montes, los harás polvo,

convertirás en paja las colinas.

  

Los aventarás y el viento se los llevará;

el huracán los desparramará.

 

Entonces tú te alegrarás en el Señor,

estarás orgulloso del Dios Santo de Israel.

“La gente pobre y sin recursos busca agua

y no la encuentra.

 

Tienen la lengua reseca por la sed;

pero yo, el Señor, los atenderé,

yo, el Dios de Israel, no los abandonaré.

 

Haré brotar ríos en los cerros desiertos

y manantiales en medio de los valles;

convertiré el desierto en ciénagas,

haré brotar arroyos en la tierra seca.

 

En el desierto plantaré cedros,

acacias, arrayanes y olivos;

en la tierra seca haré crecer pinos

juntamente con abetos y cipreses,

para que todo el mundo vea y sepa,

y ponga atención y entienda

que yo, el Señor, he hecho esto con mi poder,

que yo, el Dios Santo de Israel, lo he creado.”

 

 

Pagina Principal





COMENTARIOS
COMENTARIOS