Make your own free website on Tripod.com

IGLESIA METODISTA

EL MESIAS

 

“LA BATALLA ESPIRITUAL”

 

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne...por tanto, tomad la armadura de Dios, para que podáis resistir.” (Ef. 6:12,13)

La vida cristiana es una lucha, una batalla constante. Este conflicto no es ordinario ni humano. Todos los días hay una lucha contra enemigos incansables, donde no hay tregua y hay un constante asecho.

Esta batalla que libra el cristiano no es meramente contra “sangre y carne”, no es contra conflictos personales ni problemas sociales. El campo de batalla no es el hogar, la iglesia o la sociedad. El enemigo  no es el cónyuge, el hijo, el hermano, el político o el hombre. La lucha es contra “gobernadores de las tinieblas, huestes espirituales  de maldad”, el campo de batalla es en el corazón y la mente del hombre y el enemigo es el diablo que “se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios” (2° Tes. 2:4).

Por lo cual, la estrategia de Dios para la iglesia son los métodos y recursos humanos para luchar en esta batalla. La fuente de poder está en Cristo a través de su resurrección. “Tomar toda la armadura de Dios” diseñada para librar la batalla y poder resistir hasta el final. No ceder el más mínimo terreno al enemigo, manteniendo la posición y depender continuamente del Espíritu Santo.

Reconozca que hay una batalla espiritual y que no es optativa, obedezca las instrucciones de Dios y confíe en él siempre, no olvide que la victoria está garantizada y que en todos sus triunfos Dios merece la gloria. 

Pbro. Ricardo García Sánchez.

 

 

Pagina Principal





COMENTARIOS
COMENTARIOS